Blogia
Comitè de Suport al MST de Barcelona

¡El petróleo tiene que ser nuestro!

¡El petróleo tiene que ser nuestro! Año VI - nº 153
Miércoles 24 de septiembre de 2008

La sociedad brasileña necesita realizar un gran debate sobre la explotación, producción y uso del petróleo encontrado en la capa pré-sal (1) . La gerencia de nuestros recursos naturales como el petróleo, los minerales, el agua y la tierra, debe ser controlada por el pueblo y administrado a partir de los intereses nacionales.

La gran descubierta del pré-sal tiene potencial para la producción de entre 50 y 100 mil millones de barriles de petróleo. Los especialistas más optimistas apuntan la existencia de más de 300 mil millones de barriles. Hasta entonces Brasil tenía 12 mil millones de barriles en reservas de petróleo, el número 16º del ranking mundial.

El salto del país en esa área es del tamaño de la responsabilidad de los gobiernos, del Estado y de la sociedad para garantizar que nuestro petróleo contribuya al desarrollo nacional, con el combate a la pobreza y a la desigualdad social. El presidente Lula, en su pronunciamiento en la cadena de radio y televisión del día 7 de Septiembre, anunció un compromiso claro: “Los recursos de los yacimiento de pré-sal serán canalizados, prioritariamente, para la educación y la erradicación de la pobreza. Vamos a aprovechar esa gran cantidad de recursos para pagar la inmensa deuda que nuestro país tiene con la educación”.

Esperamos que las palabras del presidente sobre el pré-sal no se conviertan en papel mojado, aumentando la colección de promesas no cumplidas por el gobierno, como la Reforma Agraria. Tenemos el compromiso, que reafirmamos en la carta final de nuestro 5º Congreso Nacional, de luchar por la soberanía popular y, con esa descubierta, el pueblo brasileño necesita posicionarse sino corremos el riesgo de perder una más de nuestras riquezas.

El primer paso es hacer grandes movilizaciones por un nuevo marco de regulación para el sector. Una de las herencias malditas del gobierno de Fernando Henrique Cardoso, la Ley del Petróleo, aprobada en 1997, aumentó la influencia de las empresas privadas, nacionales y extranjeras, y situó una riqueza fundamental bajo las reglas del mercado internacional, comprometiendo la soberanía nacional.

En 10 años, el gobierno federal entregó más de 500 áreas de explotación de petróleo para 72 grupos económicos, siendo la mitad de estos, extranjeros. Además de esto, Brasil es el país que recibe el menor porcentaje de royalties y participaciones por el petróleo. El Estado brasileño recibe actualmente el 54 %, mientras Libia está en el 95 %, Cazaquistán, Nigeria, Angola, más del 80 % y Noruega, el 78 %.

No podemos continuar con este modelo y solamente con el cambio de las reglas del sector será posible beneficiar a todo el pueblo brasileño con los recursos naturales de nuestro país. El Forum Nacional en Defensa del Petróleo, que reúne a sindicatos, entidades y movimientos sociales como el MST y Vía Campesina, tiene propuestas concretas y realiza la campaña “El Petróleo tiene que ser nuestro”.

El gobierno necesita interrumpir inmediatamente las subastas de las áreas que se explotan, parar la exportación de petróleo crudo, posibilitando agregar más valor y desarrollar la industria nacional, cambiar el marco regulador para garantizar la soberanía nacional y crear un fondo constitucional para vincular la inversión de la renta del petróleo en educación, salud, vivienda y Reforma Agraria.

Brasil es el octavo mayor consumidor de petróleo del mundo. Con el pré-sal tenemos condiciones de garantizar energía para nuestro desarrollo económico y social a largo plazo. Necesitamos pensar en el futuro y construir un proyecto para nuestro país. La exportación desenfrenada de petróleo nos puede obligar a volver a importar en 20 años y, por eso, es necesario controlar el ritmo de la explotación.

La discusión sobre el petróleo no puede realizarse de manera aislada. Necesitamos aprovechar la oportunidad para hacer un gran debate sobre la gerencia de nuestras riquezas naturales y el desarrollo nacional.

Dirección Nacional del MST

(1) Denominación del yacimiento de petróleo de alta calidad que se localiza en la costa marina entre los estados de Espírito Santo y Santa Catarina debajo de una capa de sal, a unos siete mil metros de profundidad.

MST Informa es una publicación quincenal del Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra, enviada por correo electrónico. Traducción al español del Comitè de Suport al MST de Barcelona.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres