Blogia
Comitè de Suport al MST de Barcelona

¿Qué futuro prefiere usted?

<strong>¿Qué futuro prefiere usted?</strong>

Año V - nº 120

jueves, 13 de julio de 2006

Estimados amigos y amigas del MST,

El abastecimiento de alimentos en el planeta está amenazado. Si alguna de las diez compañías que controlan la venta de semillas en el planeta decidiera suspender la comercialización, por ejemplo, de maíz, este alimento faltaría en la mesa de los brasileños y brasileñas. Estamos hablando de un mercado de 21 mil millones de dólares, que puede ser manipulado según la voluntad de sus accionistas mayoritarios, sin preocuparse de asegurar la alimentación del mundo.

Las principales industrias actualmente son la Monsanto, la Dupont – las dos de origen estadounidense - y la Syngenta (originaria de Suiza). La Syngenta es la responsable del mayor caso de contaminación genética ilegal comprobada en el mundo. Durante cuatro años, la empresa comercializó el maíz de la variedad Bt10, mientras estaba prohibida su venta, como si fuera Bt11, autorizada para la circulación. Las semillas contaminaron el maíz exportado en varios países..

Con la misma arbitrariedad, estas empresas decidieron implantar los transgénicos en todo el mundo, a pesar de la falta de aceptación pública. En 1996, este comercio movía 280 millones de dólares y en 2004 pasó a los 4,7 mil millones de dólares. Un aumento de 17 veces en nueve años. Brasil ya es el tercer productor mundial de organismos genéticamente modificados, a pesar de que su cultivo sólo fue aprobado en casos muy específicos. Perdemos tan solo frente a Estados Unidos y Argentina.

Syngenta no respeta la ley ambiental

Junto al crecimiento en la venta de las semillas, crece también el uso de agro tóxicos. Según una investigación desarrollada por el científico Charles Benbrook, el uso de agro tóxicos sobre plantaciones transgénicas tiende a crecer cada año. Desde 1996, el aumento fue del 4,1%. Además, las semillas modificadas responden a herbicidas específicos, en general a base de glifosato, producidos por las propias empresas que las comercializaron.

En Brasil, la disputa desleal de espacios para cultivo transgénico fue más evidente con el caso de Syngneta en Paraná. Tal como hizo en los Estados Unidos, la empresa no respetó las leyes brasileñas: en marzo de este año fue multada por el Ibama (Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables) con 1 millón de reales, por practicar experimentos y plantaciones de soja y maíz transgénicos en la zona de transición del Parque Nacional de Iguaçu, en Santa Tereza do Oeste (PR). De las 18 propiedades denunciadas e inspeccionadas, se encontraron en 14 de ellas plantaciones a cuatro quilómetros del parque.

Además de que el cultivo de maíz transgénico no está permitido en Brasil, la Ley de Bioseguridad vigente es clara al vetar la plantación de organismos modificados en las zonas de amortecimiento de parques y unidades de conservación. Según el texto de la ley 11.105, de 2005, el cultivo está prohibido “en las áreas de conservación y las respectivas zonas de amortecimiento, en las tierras indígenas, áreas de protección de manantiales de agua efectiva o potencialmente utilizables para el abastecimiento público y en las áreas declaradas como prioritarias para la conservación de la biodiversidad”. El texto establece también una franja mínima de 10 kilómetros para proteger esas áreas.

Para denunciar las acciones ilegales cometidas por la transnacional contra la biodiversidad, cerca de 600 integrantes de Vía Campesina ocuparon el campo de experimentación de Syngenta el 14 de marzo de este año. Fueron los trabajadores y trabajadoras rurales quienes solicitaron la inspección del Ibama.

Actualmente, cerca de 100 familias permanecen acampadas en las 123 hectáreas de la transnacional, que ahora tienen el nombre de “Tierra Libre”. Los campesinos y las campesinas pretenden transformar el hasta ahora campo de experimentos con transgénicos en un campo de semillas criollas y modelo de producción agro ecológica, como ya pasó en otros lugares del país. Syngenta, como repudio a la decisión del gobierno de Paraná de mantener las familias en el área, declaró que dejará el país..

Para el MST, la salida de la empresa es una demostración de que hoy en día el control de las semillas no tiene patria. Cuando la empresa deja de tener lucro y de poder explotar el medio ambiente, cambia de lugar y continua la explotación. Durante miles de años los seres humanos fueron mejorando y seleccionando las especies y variedades más interesantes para su uso, principalmente des de el punto de vista alimentario, cultural y religioso, buscando en la naturaleza su alimento, en abundancia y de forma permanente. Las semillas son históricamente la base de la supervivencia humana y no pueden ser consideradas unas mercancías, sino un patrimonio de la humanidad.

¿Qué futuro prefiere usted: el de la agricultura familiar, que genera cinco empleos por cada hectárea, o la de las grandes empresas como Aracruz Celulose, que genera un empleo por cada 185 hectáreas? ¿Usted prefiere un país de 2.810 propiedades de 20 hectáreas, que destinan toda su producción para la mesa del trabajador o un país donde apenas una empresa controla 56,2 mil hectáreas y envía el 97 % de su producción al exterior?

Un fuerte abrazo,
Secretaría Nacional del MST

Breves

El lucro de la Monsanto crece un 119%
Responsable del 88 % de las semillas transgénicas producidas en el mundo, la empresa estadounidense Monsanto registró un lucro líquido de 833 millones de dólares en los primeros meses del año fiscal de 2006. El resultado fue un 119,2 % superior a la del mismo periodo del año pasado, con la elevación de un 18,6 % de las ventas.

Un espectáculo trata de la invasión holandesa de Brasil
La Cia.Ocamorana de Investigaciones Teatrales, situada en la ciudad de São Paulo, con el espectáculo La guerra de los Estafadores. La pieza, con texto de Iná Camargo Costa y Márcio Boaro, lanza una mirada crítica sobre la llegada de los holandeses en el Nordeste de Brasil en el siglo XVII, la primera muestra del capital internacional de la historia. La Guerra de los Estafadores está en cartelera en el teatro Fábrica, situado en la calles de la Consolação, 1623. Viernes y sábados a las 21h30.

Indique el MST Informa para un amigo o una amiga
Estimados amigos y amigas, continuamos con la campaña para ampliar nuestro catastro y conseguir explicar a la sociedad los análisis y posiciones del MST. Indique por lo menos otro correo electrónico y envíe a semterra@mst.org.br con asunto "cadastro letraviva".

Cartas

Primero de todo me gustaría dejar bien explícita mi admiración por el Movimiento. Antes veía al MST sólo con los ojos sucios y sagaces de los medios de comunicación. Después conocí los verdaderos objetivos y propuestas del movimiento y entendí porque la clase dominante tiene tanto miedo de que el pueblo sepa lo que realmente es el MST. Soy músico y pueden creer que en mis letras expreso los ideales del MST. “No hay victoria sin batalla”. Wander Ribeiro

MST Informa é uma publicação quinzenal do Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra, enviada por correio eletrônico. Edições anteriores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres